CURSO NUTRICIÓN

domingo, 7 de noviembre de 2010

CLARINETE, CUIDADOS BÁSICOS


Una vez que hayas terminado de tocar, debes desarmar el instrumento para poder limpiarlo completamente.
El trapo para limpiar por dentro el clarinete o cualquier otro instrumento fabricado en madera, debe ser de algodón y de un tamaño no  demasiado grande para evitar que este se atasque dentro del instrumento.

Limpia  el cuerpo por dentro haciendo varias pasadas, revisando que las juntas queden limpias.

Limpia  con otro trapo, también de algodón, las llaves, frotando siempre hacia afuera, evitando rozar las zapatillas para que estas no se rompan.



Quita también toda la humedad  que haya en el interior de la boquilla pasando el trapo pequeño  a través de la misma.

Todos los corchos de las juntas deben lubricarse con vaselina antes de montar  el instrumento.

Los tornillos se pueden lubricar cada 40 o 50 días, dependiendo del uso, con aceite especial.



Si quieres desmontar alguna llave, lo primero que hay que hacer es desmontar el muelle de la llave que vas a quitar. Luego se saca el tornillo y después  la llave, teniendo cuidado de no doblar ninguno de los dos.

Para limpiar los orificios de las columnas por donde pasan los tornillos se recomienda usar un limpiador de pipas, que se puede comprar, cada vez con mayor dificultad, puesto que ya casi nadie fuma en pipa, en los estancos de tabaco. Es recomendable lubricar también con vaselina los muelles.

2 comentarios:

  1. Hola Enrique. Gracias por tan instructivo comentario sobre el clarinete.

    ResponderEliminar
  2. Hola me gustaria saber tocar este instrumento, seria de gran ayuda que pusieras algun video sobre los primeros pasos de aprendizaje. gracias

    ResponderEliminar